viernes, 18 de octubre de 2013

The girl with a ponytail



 Era la primavera de 1954, y en el pueblo de Vallauris, en la Riviera francesa, una chica tímida de 19 años llamada Sylvette David estaba sentada a la luz  del sol,con sus amigas. 


                Sylvette David, modèle de Pablo Picasso, 1954 (Andre Villers)

 De pronto, como por arte de magia, apareció un retrato por encima del muro del patio contiguo. Muy lentamente, ante ellas se reveló un rostro inconfundiblemente parecido al de Sylvette, con su distintiva cola de caballo y sus ondas doradas.

                                       
                                                      

 El resultado fue Muchacha con cola de caballo, una de las pinturas más representativas de Picasso.

 Era una obra del dueño del patio de al lado, el habitante más famoso de Vallauris: Pablo Picasso..El artista,fascinado por la belleza de la joven la había pintado de
memoria.
             

 Se abrió una puerta en el muro, las amigas corrieron al patio y encontraron al artista. Mientras las llevaba adentro para que conocieran su estudio, sorprendió a Sylvette al pedirle que posara para él.

            
    A la mañana siguiente, por la mañana, a finales de abril de 1954, Sylvette se presentó en el taller. “Picasso me dio un beso en cada mejilla. Olía bien, estaba recién afeitado. Me pidió con amabilidad que me sentase en una mecedora frente a la ventana y, lo más importante, que me mantuviese de perfil.  Quiso pagarme por el posado. Me negué, porque creía que si aceptaba, entonces tenía que posar desnuda. Estaba totalmente equivocada: nunca me lo pidió. 
                                                     
                                   


           

Lydia Corbett, aka Sylvette David, sur sa relation avec Picasso dans un entretien avec Grégoire Jeanmonod.

  Un aspecto curioso de la serie de retratos de Sylvette que pintó Picasso es que en algunos de ellos la modelo aparece sin boca. “Solía pintarme así porque mi timidez me impedía hablar”, cuenta Sylvette.                                         

                               
                            


                      
Siguieron rápidamente más de 40 retratos de su nueva musa, pues el artista trabajó con ella sin descanso a lo largo del verano.
                 

                                                              

                                      
Sylvette David rememora aquellas sesiones de posado durante la primavera de 1954: ”Después de una sesión, me mostró mi retrato con un suéter azul marino de cuello alto, y me preguntó: “¿Te gusta?” Yo susurré: “Sí, señor Picasso.” Al día siguiente, al llegar a su estudio, descubrí que había hecho desparecer el jersey de la tela y  me había pintado desnuda. “Sylvette, no estás enojada?” Sin sonrojarme esta vez, respondí: “No, me parece muy bien, no me molesta en absoluto.
                                                      

“Un día me dijo que le encantaba mi cola de caballo y mis mechones de pelo colgando a los costados de mi largo cuello”.


 Incluso Brigitte Bardot, quien era ya una gran estrella, adoptó el estilo “Sylvette”. Sylvette comentó en una ocasión: “La Bardot tenía el pelo castaño, pero me dijeron que se volvió rubia porque a su esposo, Roger Vadim, le gustaban mis fotos. Ella cuenta en su autobiografía que pidió posar para Picasso, pero él se negó porque ya me había pintado a mí.
                                                                         
      
 La actriz escribió que ella y yo éramos ‘como dos gotas de agua’, pero aunque es cierto que nos parecíamos mucho y teníamos la misma edad, éramos muy diferentes. Una vez la vi con Vadim en el bulevar de La Croisette, en Cannes. Rebosaba sensualidad y seguridad en sí misma. Era toda una mujer, mientras que yo era una chica tímida, asustadiza y ansiosa por agradar a los demás.
                                      
”En una oportunidad el director Jacques Tati me paró en la calle y me pidió que apareciera en su próxima película. Pero, a diferencia de Brigitte Bardot, yo no deseaba trabajar en el cine. Quería pintar, tener una familia y llevar una vida tranquila”.


                                                 
                 
                                        With Sylvette David


                                 

                              Sylvette David_1954_2         

                                   


                           Portrait_de_Sylvette_David 01_1954


                                                             

                                                                         
                     
 En estas imágenes en el taller de su novio,inglés y artista también...

                                                 
                                             

                           
                                                   
                                                         



                                                        

                                   

                                                               

                                       


                     

                       

                           


   

                                           

                                          



                                                                 

 Ésta es la casa donde Sylvette vivía con sus padres,artistas también...padre francés,madre inglesa...

                                                                      

                                                                 
 Aquí,"la chica de la cola de caballo" con el retrato que Picasso le regaló...ella misma lo escogió..

                                                        


Años más tarde...Sylvette fue a visitar a Picasso con su hija..
                                                                   

                              

                                           

Típico de la Sylvette exposición recibida es esta revista propagación

                                          Sylvette is a shy little girl, but her neighbor happens to be the artist Pablo Picasso. Attracted by Sylvette's classical facial profile and her lovely ponytail hair style, Picasso convinces her to overcome her shyness and pose for a series of artworks. These drawings, paintings, and sculptures soon become world famous, and encouraged to abandon her shyness, Sylvette herself begins a career as a f...

                                     

                                                 

                                                 

                                                    Picasso---Pablo-Picasso-and-Carl-Nesjar---Sylvette---1970---c-Jannes-Linders---

Con los años...la chica de la coleta...se convirtió en una artista...orgullosa de haber hecho de modelo del genial pintor.

                                           

                                                          





Besos y feliz finde!!!

      

39 comentarios:

  1. Siempre me gustan tus posts, me dan una especie de paz, de calma
    El de hoy, con esa preciosa historia, se coloca en mi top ten

    Muchos besines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que me coloques en tu top ten,Fani...
      ya me has alegrado el día!

      Eliminar
  2. Mira!! no conocía la historia, y me ha encantado!! Ay que cosas tan interesantes cuentas!! Besazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí,me parece,casi...el guión de una peli!

      Eliminar
  3. Si es que, lo que no sepas tú...! ay mi Blogos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cúcha...es que me parece superinteresante,Casita...imagínate que un día te encuentras que Picasso te ha pintado de memoria...y esa obra se convierte en uno de los símbolos del cubismo...bueno...es que en aquella época era para enfadarse o sentirse orgullosa...ja,ja,ja......

      Eliminar
    2. A mi me daría un telele... eso sí, en cueros no poso!! eeeh???

      Eliminar
    3. Había que tener cierta culturilla para no tomarse a mal que Picasso te retratase en forma cubista,picassiana..
      ...pues a ella no se lo pidió...raro en él..pero al final la pintó desnuda sin haber posado ella en cueros...
      ..este Picassoooo...

      Eliminar
  4. Preciosa historia, y preciosa esa recopilación que has hecho de su obra, me ha encantado

    ResponderEliminar
  5. Preciosa historia, y preciosa esa recopilación que has hecho de su obra, me ha encantado

    ResponderEliminar
  6. Preciosa historia, y preciosa esa recopilación que has hecho de su obra, me ha encantado

    ResponderEliminar
  7. Preciosa historia, y preciosa esa recopilación que has hecho de su obra, me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay,Lunata...me alegro que te haya gustado por partida cuadruple..je,je...

      Eliminar
    2. ...bueno...es que Picasso y Sylvette lo valen...

      Eliminar
  8. No conocía los detalles de esta relación musa-pintor.

    Es más etérea la belleza de esta chica q la de la Bardot.

    Interesante post!
    Buen finde,kissss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí..es una belleza con más sensibilidad artística...
      yo las encuentro muy diferentes...

      Eliminar
  9. No tenia ni idea, y me ha encantado...!!!!!!
    buen fin de semana
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Felicidades, me ha encantado este post. No conocía a la chica aunque sí a unos de esos cuadros.
    Gracias.
    Te robo una foto, tengo tu permiso???

    Saludos y buen día, guapa!

    ResponderEliminar
  11. Menuda historia! vaya chica con suerte :) era guapísima, desde luego...quien pudiera ser una musa!
    pero yo con lo que me quedo es con la casa de los padres...oysss...
    besos

    ResponderEliminar
  12. Es una historia de película perfecta, estar un día sentada en el jardín y pasar a convertirte en la musa de Picasso.
    Aunque desde luego la chica era preciosa :)

    ResponderEliminar
  13. Que bonita historia, debe ser fantastico ser musa de un pintor y si ademas es picasso ya es genial.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado el post. Este Picasso... Sin duda un gran artista.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Madre mía , como me ha gustado esta entrada , es preciosa, no la conocía y además nos lo has contado de una forma genial.Un beso.ANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Ana de que te haya gustado...a mí también me ha parecido una historia preciosaa.....

      Eliminar
  16. Qué lindo post! Muy interesante, no conocía la historia.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. excelente post saber las historias de las cosas y un poco mas la personalidad del grande maestro así como de su musa

    ResponderEliminar
  18. Preciosa historia, preciosa entrada. Que bien me siento, buenas noches...

    ResponderEliminar